Doctrina suministrada por Legicol Ltda. E-mail legicol@legicol.com. PBX 619 79 09 Movil 316 820 1935 Bogotá Colombia
 

MINISTERIO DE HACIENDA Y CRÉDITO PUBLICO
 

DIRECCIÓN DE APOYO FISCAL
 

CONCEPTO 19512
 

 17 DE JUNIO DE 2011

 

 

Asunto: Radicación 1-2011-032589

Tema: Impuesto predial unificado

Subtema: Exenciones

 

Recibimos del Departamento Nacional de Planeación su comunicación SH-161-2011 a la cual damos respuesta de conformidad con el artículo 25 del Código Contencioso Administrativo, en el ámbito de nuestra competencia, de manera general y abstracta y no tiene carácter obligatorio ni vinculante.

 

Comenta usted que en un predio al cual se concede exención del impuesto predial "si la sobretasa ambiental también se exonera o se debe cobrar al dueño del predio".

 

En el tema de beneficios tributarios, es preciso mencionar que la jurisprudencia de la Corte Constitucional ha considerado que es desigual e inequitativo el hecho de otorgar beneficios a los contribuyentes que se encuentran en mora, es decir que están viciados de inconstitucional los tratamientos preferenciales que se establezcan a favor de los morosos, esto es, las condonaciones, amnistías y las rebajas de intereses.

 

El artículo 44 de la Ley 99 de 1993 establece:

 

ARTÍCULO 44. Porcentaje Ambiental de los Gravámenes a la Propiedad Inmueble. Establécese, en desarrollo de lo dispuesto por el inciso 2o del artículo 317 de la Constitución Nacional, y con destino a la protección del medio ambiente y los recursos naturales renovables, un porcentaje sobre el total del recaudo por concepto de impuesto predial, que no podrá ser inferior al 15% ni superior al 25.9%. El porcentaje de los aportes de cada municipio o distrito con cargo al recaudo del impuesto predial será fijado anualmente por el respectivo Concejo a iniciativa del alcalde municipal.

 

Los municipios y distritos podrán optar en lugar de lo establecido en el inciso anterior por establecer, con destino al medio ambiente, una sobretasa que no podrá ser inferior al 1.5 por mil, ni superior al 2.5 por mil sobre el avalúo de los bienes que sirven de base para liquidar el impuesto predial.

(...)

Así mismo, el Decreto 1339 de 1994 reglamentario de la Ley 99 de 1993, dispone en su artículo primero:

 

Artículo 1.- PORCENTAJE DEL IMPUESTO PREDIAL. Los Concejos municipales y distritales deberán destinar anualmente a las Corporaciones Autónomas Regionales o de Desarrollo Sostenible del territorio de su jurisdicción, para la protección del medio ambiente y los recursos naturales renovables, el porcentaje ambiental del impuesto predial de que trata el artículo 44 de la Ley 99 de 1993, que se podrá fijar de cual quiera de las dos formas que se establecen a continuación:

 

1. Como sobretasa que no podrá ser inferior al 1.5 por mil ni superior al 2.5 por mil sobre el avalúo de los bienes que sirven de base para liquidar el impuesto predial y, como tal, cobrada a cada responsable del mismo, discriminada en los respectivos documentos de pago.

 

2. Como porcentaje del total del recaudo por concepto del impuesto predial, que no podrá ser inferior al 15% ni superior al 25.9% de tal recaudo.

 

De la lectura de las anteriores disposiciones se colige que para dar cumplimiento al inciso segundo del artículo 317 de la Constitución Política, la ley previo que los concejos municipales optaran por una de dos posibilidades: destinar un porcentaje del recaudo del impuesto predial unificado que el concejo establecerá entre el 15% y el 25.9% o adoptar una sobretasa con una tarifa no inferior a 1.5 por mil ni superior a 2.5 por mil sobre la base del avalúo catastral de los predios. La conveniencia de una u otra opción, la determina la entidad territorial en razón a la autonomía que tiene para la administración de los tributos.

 

En este orden de ideas y para dar respuesta a la pregunta, es necesario tener en cuenta el concepto de la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado, radicación No. 1455 del 5 de diciembre de 2002, que concluyó:

 

"En estas condiciones, la Sala encuentra que a pesar de tener la misma finalidad ambiental, no existe incompatibilidad entre las mencionadas sobretasas  además de las razones expuestas por la jurisprudencia -, porque éstas, de manera general, son parte del recaudo del impuesto predial, el cual se distribuye en la forma reseñada, en el sentido que de su producto se toma ya el porcentaje ora la sobretasa.1 Así, es preciso concluir que las mismas coexisten y no pueden sobrepasar el tope del 25.9% a que se refiere el inciso 3o del artículo 44 de la ley 99/93, circunstancia que no implica que se esté gravando doblemente la propiedad raíz. En otras palabras, los sujetos pasivos sólo pagan el impuesto predial, del cual se deducen estas sobretasas.

En síntesis, la situación se reduce a la distribución legal del impuesto en mención y, por lo mismo, no puede predicarse doble tributación". (Resaltado fuera de texto).

 

Así las cosas, la sobretasa ambiental hace parte del impuesto predial unificado y, por lo tanto, tal componente se afectará por los factores o beneficios que se establezcan sobre este impuesto.

 

Cordialmente

(Fdo.) LUIS FERNANDO VILLOTA QUIÑONES, Subdirector de Fortalecimiento Institucional Territorial Dirección General de Apoyo Fiscal.

 

1 Con criterio discutible, los artículos 33 y 34 del Acuerdo 015 de 2001 proferido por el Concejo del Distrito Especial, Industrial y Portuario de Barranquilla, consagran que el sujeto activo del tributo autorizado por la ley 99 de 1993 en comento es el Distrito de Barranquilla y el sujeto pasivo es la persona natural o jurídica propietaria o poseedora de predios ubicados en la jurisdicción de tal distrito